Covid-19 Updates

The latest from UNC Greensboro

Estimada comunidad de UNCG, 

Para poder crear un ambiente seguro para nuestros estudiantes, empleados, visitantes, y la comunidad de alrededor, debemos trabajar en conjunto mientras regresamos a trabajar y les damos la bienvenida a los estudiantes regresando al campus. La mejor manera de enfrentar este reto de salud que COVID-19 nos presenta, es que cada uno de nosotros sigamos la serie de protocolos que son vitales para prevenir la propagación del virus. 

Ya que el COVID-19 se propaga por gotitas que se expulsan al hablar, toser, o estornudar, una de nuestras herramientas más importantes en esta lucha contra el virus son los cubrebocas. Coherente con la dirección de CDC, y según el nuevo anuncio del sistema educativo de UNC, hemos modificado nuestras expectativas para nuestros profesores, personal, y estudiantes. Los cubrebocas son obligatorios en UNCG, con efecto inmediato.

Cada profesor, empleado, y estudiante tiene que llevar un cubreboca que le cubra la nariz y la boca mientras esté dentro de salones de clase, bibliotecas, auditorios, y otras habitaciones o espacios de encuentro. Los cubrebocas pueden ser de tela (reutilizables) o desechables. Los empleados pueden quitarse los cubrebocas cuando estén dentro de sus oficinas individuales. Los cubrebocas también son obligatorios al aire libre en situaciones en las cuales la distancia social adecuada no pueda ser mantenida. Estudiantes, profesores, y personal tienen que tener un cubreboca cada vez que estén en el campus. También requerimos que los visitantes e invitados cumplan con nuestros esfuerzos de mantener nuestra comunidad de campus segura, y así mismo, estas políticas les aplican a todos los visitantes, vendedores, y contratistas independientes.   

Les repartiremos cubrebocas a los profesores y personal como previamente fue comunicado; empleados que tengan preguntas sobre cómo obtener un cubreboca deben contactar al director/a o supervisor/a de su departamento. UNCG también les repartirá cubrebocas a los estudiantes. Tendremos más información sobre el proceso de la distribución de cubrebocas para los estudiantes más adelante en el verano. Todos – empleado y estudiantes – tienen el derecho de usar sus propios cubrebocas, con tal de que cumplan con las normas del CDC, y, para los empleados, que sean apropiados para el trabajo.

Este nuevo virus nos ha forzado a todos a adaptarnos a comportamientos nuevos que pueden ser raros e incómodos. Tenemos que trabajar en conjunto para reforzar la importancia de comprometernos a todos los comportamientos que sabemos que ayudan a disminuir la propagación del virus – lavándose las manos, quedándose en casa cuando enfermo, manteniendo distancia social, usando cubrebocas, y demostrando que nos importa el bienestar mutuamente haciendo lo correcto para combatir contra COVID-19.

Estamos dependiendo que los miembros de nuestra comunidad sigan estas normas, pero cuando sea necesario, también reforzaremos estos comportamientos. Esto incluye pidiéndoles a los estudiantes sin cubrebocas que se vayan de la clase, edificio, o espacio y que solamente regresen cuando tengan un cubreboca. Los estudiantes que sigan violando esta política de cubrebocas repetidamente, serán sujetos a acciones disciplinarias más fuertes en base al Código de Conducta de los estudiantes. Al igual, empleados que no utilicen cubrebocas serán sujetos a acciones disciplinarias en base a nuestras politicas con respecto a los rendimientos y comportamientos de los empleados en el trabajo.

Un grupo operativo de profesores, personal, y estudiantes está actualmente explorando los mecanismos apropiados para implementar, reforzar, y aplicar estos mandatos importantes y tendrá actualizaciones más detalladas próximamente.

Estudiantes que necesiten una excepción para esta política, porque no puedan usar un cubreboca por cuestiones médicas, deben contactar a la Oficina de Recursos y Servicios de Accesibilidad (OARS); empleados con la misma pedida deben de contactar a su representante de recursos humanos. Excepciones serán evaluadas individualmente, caso por caso, para facilitar la enseñanza y aprendizaje en ambientes específicos.

El uso de cubrebocas es una expresión de importancia, un reconocimiento de comunidad, y una parte vital de nuestro nuestro plan para lograr que la universidad sea la más segura posible para todos. Gracias por seguir nuestras normas mientras trabajamos en conjunto para hacerlo.